Las empresas españolas Acciona, Isolux Corsán y Copasa firmaron hoy los contratos para realizar las obras de una importante carretera de circunvalación de Sao Paulo.

El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, dijo en la ceremonia de la firma del contrato para el tramo norte del Rodoanel Mario Covas que es "una gran obra para Sao Paulo y para Brasil" porque permitirá concluir la circunvalación, cuyas obras se iniciaron hace una década.

Alckmin también destacó que la competencia internacional permitió un ahorro de 1.200 millones de reales (unos 604 millones de dólares) con respecto a los presupuestos iniciales.

El contrato firmado hoy se refiere a los 44 kilómetros del tramo norte del Rodoanel que conectará con la parte oeste de la circunvalación, ya terminada, y con la este, que está en construcción.

El valor total de la inversión, incluyendo las indemnizaciones a los dueños de los terrenos que serán expropiados, asciende a 5.600 millones de reales (unos 2.819 millones de dólares) y el plazo de ejecución de la obra será de 36 meses.

En la licitación, realizada el mes pasado, Acciona ganó dos tramos que suman 21 kilómetros, casi la mitad del proyecto, con una oferta de 1.407 millones de reales (unos 708 millones de dólares), según informó la gobernación de Sao Paulo.

Isolux Corsán realizó una propuesta de 647 millones de reales (cerca de 326 millones de dólares) con la que se adjudicó las obras de un tramo de 6,2 kilómetros, mientras que Copasa, con una oferta de 646 millones de reales (aproximadamente 325 millones de dólares), ganó un lote de 7,8 kilómetros.

Los otros dos lotes, que suman 8,5 kilómetros, se los adjudicó la compañía brasileña OAS con una puja que suma 1.205 millones de reales (unos 606 millones de dólares).