Bélgica vive hoy una huelga de funcionarios federales en la que cerca de 8.000 están llamados en Bruselas a manifestarse en contra de los recortes de efectivos y de los medios atribuidos a las administraciones federales.

La protesta contra la reforma propuesta por el secretario de Estado belga de la Función Pública, Hendrik Bogaert, coincidirá con la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) que se celebra hoy en Bruselas a partir de las 14.00 GMT.

Los funcionarios, de los que varios miles más se manifestarán en el resto del país, pretenden igualmente expresar su rechazo a la posibilidad de suprimir el acceso a la formación certificada que les permita progresar en su carrera y beneficiarse de primas de competencia, informa hoy el diario francófono "Le Soir".

Las instituciones federales belgas emplean a unas 80.000 personas, de los que 65.000 son empleados a tiempo completo.

Uno de los sectores de la función pública más afectados por la huelga es el de los guardias de prisiones, que iniciaron paros la pasada noche que durarán hasta las 05.00 horas GMT del viernes.

Los guardias han hecho un llamamiento a los policías para garantizar la seguridad en los centros penitenciarios, pero éstos a su vez han denunciado ante el Consejo de Estado que no forma parte de sus tareas sustituir a los funcionarios de prisiones.

El Consejo de Estado ha rechazado los argumentos de la Policía al considerar que sus agentes pueden ser llamados a reemplazar a los guardias en caso de huelga.

La manifestación de funcionarios federales por las calles de la capital belga comenzará a las 09.30 horas GMT y se espera que recorra el centro de la ciudad y concluya ante el gabinete del secretario de Estado de la Función Pública.

No está previsto que los funcionarios marchen por el llamado "barrio europeo", donde se ubica la sede del Consejo de la UE que hasta mañana acogerá la cumbre, y en donde ya se han desplegado las fuertes medidas de seguridad habituales de este tipo de reuniones.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea tratarán en esta reunión de acordar el presupuesto comunitario para el periodo 2014-2020.