El Tesoro Púbico español adjudicó hoy 4.610 millones de euros en bonos a dos y cinco años y obligaciones a 16, por encima del importe inicialmente previsto, pero tuvo que subir el interés de las dos primeras.

De los 4.610 millones de euros colocados hoy, 1.947,57 se adjudicaron a dos años con una rentabilidad del 2,8 %, por encima del 2,5 % de enero.

Los otros 2.069,78 millones a cinco años se colocaron a una rentabilidad del 4,1 %, tres décimas superior al 3,8 % de enero y la más alta desde julio de 2012; los 593,35 millones adjudicados a 16 años se han colocado al 5,8 %.

La demanda de las entidades fue de 10.134 millones de euros, con lo que el ratio de cobertura, o proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido de 2,1 veces.