Mapfre, el primer grupo asegurador español, obtuvo en un beneficio de 665,7 millones de euros (unos 900 millones de dólares) en 2012, lo que supone el 30,9 % menos que el año anterior, pese al incremento de ingresos en el exterior, sobre todo en América Latina.

Según informó Mapfre a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la aseguradora hizo un "gran esfuerzo en el saneamiento del balance" por su participación en el banco español Bankia y en la aseguradora italiana Cattolica, además de por los activos inmobiliarios y los financieros.

En 2012, los ingresos totales del grupo alcanzaron los 25.301,2 millones de euros, el 7,5 % más, gracias al "buen comportamiento del negocio exterior, sobre todo, en Brasil y en Estados Unidos".

El grupo asegurador explicó que la estrategia de diversificación geográfica de su negocio permitió a Mapfre continuar creciendo y mantener un balance saneado.

Las primas superaron los 21.579 millones de euros, lo que supone el 10,1 % más que un año antes.

En los países de América Latina, el Grupo obtuvo un volumen de primas de 8.649,1 millones de euros, un 25,8 % más.

La aseguradora destacó el fuerte crecimiento del negocio en Brasil, el 33,7 % más.

Se alcanzaron incrementos en prácticamente todos los países de la zona, destacando los de Colombia (el 30,3 % más), Perú (el 30,1 % más), Venezuela ( el 27,9 % más); América Central ( el 25,4 % más) y México (el 25,1 % más). Destacó también el incremento de primas en Estados Unidos, (el 8,1 % más).