El Gobierno peruano invertirá 67 millones de soles (26 millones de dólares) en la construcción y equipamiento de siete comisarías y una base policial en la conflictiva zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), anunció hoy el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza.

"Entre julio y octubre de este año, la infraestructura policial en el Vraem va a cambiar de un modo radical, hay más de 60 millones de soles (23,4 millones de dólares) que se invertirán en infraestructura que se va a traducir en siete comisarías y una gran base policial", dijo Pedraza a la prensa.

Además, otros siete millones de soles (2,6 millones de dólares) serán utilizados en la compra de equipos de campaña, armamento y sistemas de comunicación para la policía destacada en el Vraem, agregó el ministro.

Pedraza dijo que esta inversión acabará con "30 años de olvido" en los que estaban las fuerzas policiales en esta región, donde se congregan las fuerzas remanentes de la banda armada Sendero Luminoso y mafias del narcotráfico.

La zona del Vraem es una región de ceja de selva que comparte territorio de las regiones sureñas de Ayacucho, Junín, Huancavelica y Cuzco, y que por su difícil acceso se ha convertido en el refugio perfecto de las columnas "senderistas" aliadas con las mafias dedicadas al procesamiento de la cocaína.