Al menos cinco soldados iraquíes murieron hoy y otros diez resultaron heridos en un atentado suicida perpetrado con un coche bomba al oeste de Bagdad, informó a Efe una fuente de la policía.

Un terrorista suicida a bordo de un vehículo cargado con explosivos irrumpió en un cuartel de la Brigada 24 del Ejército iraquí en la zona de Abu Graib, a 25 kilómetros al oeste de Bagdad, y lo hizo explotar en su interior, explicó la fuente.

Este ataque ocurrió después de que anoche cuatro soldados y un civil fallecieran y otras dieciséis personas sufrieran heridas en un atentado con coche bomba contra un puesto de control en la zona de Al Tayi, al norte de Bagdad.

La violencia ha aumentado en Irak en el último año, con numerosos atentados contra las fuerzas del orden y los chiíes, tras la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre de 2011.

En la actualidad, el país vive una crisis política originada por las protestas de los suníes en varias provincias contra la discriminación que dicen que sufren por parte del Gobierno del primer ministro, el chií Nuri al Maliki.