El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo hoy que continuarán las investigaciones sobre la explosión registrada en la sede central de Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta tener "plena certeza" de lo ocurrido el jueves pasado.

El mandatario pidió hoy un minuto de silencio durante la conmemoración del 96 aniversario de la promulgación de la Constitución en la ciudad de Querétaro, en solidaridad con las víctimas de la explosión (37 muertos y más de un centenar de heridos) y sus familiares.

Según datos preliminares aportados por los peritos que investigan las causas que originaron la tragedia, la explosión probablemente fue causada por una acumulación de gas metano en el sótano del edificio B2 que estalló por alguna chispa.

Peña Nieto reiteró su instrucción al fiscal general, Jesús Murillo, de "continuar las indagatorias hasta tener plena certeza de lo ocurrido el jueves 31 de enero, y en su caso, determinar las responsabilidades".

En su discurso, manifestó una vez más sus "más sentidas condolencias" para los familiares y amigos de quienes perdieron la vida el jueves pasado en el complejo administrativo de la petrolera y deseó una "pronta y plena" recuperación" a quienes siguen hospitalizados.

El presidente manifestó su reconocimiento a quienes participaron en las operaciones de auxilio y rescate, entre ellos funcionarios de la Secretaría de Defensa, Marina, la Policía Federal y del Gobierno de la capital mexicana, así como asociaciones civiles y agrupaciones de socorristas.

Además, reconoció "el valor y las muestras de gran solidaridad" de trabajadores de Pemex, "quienes arriesgando su propia vida auxiliaron a sus compañeros".

El gobernante, quien asumió el poder el 1 de diciembre pasado, comentó que durante su visita a los heridos pudo "recoger testimonios de actos de verdadero heroísmo".

La empresa pública señaló en un comunicado que "el día de hoy se espera concluir con las diligencias y peritajes necesarios en la zona afectada" del complejo administrativo de Pemex, donde trabajan unas 10.000 personas.

También informó que mañana reanudará las actividades laborales en las instalaciones, salvo en dos edificios del complejo (B1 y B2), un día después de lo anunciado, a petición de la fiscalía y la Secretaría de Gobernación, debido a que las labores de recuperación de cuerpos y las investigaciones "requirieron de mayor tiempo".

"Los peritos en estructuras determinaron que existen las condiciones de seguridad necesarias para el ingreso de los trabajadores" de la emblemática Torre Ejecutiva, de 54 pisos, y tres edificios aledaños, señaló la firma.

Pemex es el cuarto productor de crudo del mundo, el mayor contribuyente fiscal de México y mantiene el monopolio en la producción de crudo y en la distribución nacional de sus derivados.