Las autoridades de Afganistán acusaron hoy a la misión de la OTAN en el país (ISAF) de haber matado a tiros a dos mujeres y herido a tres niños en una operación en la provincia occidental de Herat, un suceso que el organismo militar dice estar investigando.

El jefe de la policía del distrito de Shindand -donde tuvo lugar la operación-, Ghulam Sakhi Hussaini, aseguró a la agencia local AIP que el incidente ocurrió anoche cuando miembros de la ISAF irrumpieron en una vivienda en busca de insurgentes talibanes.

Según Hussaini, en la incursión de la ISAF se produjo un tiroteo que acabó con la vida de dos altos mandos talibanes, además de matar o herir a las otras cinco víctimas civiles.

Un portavoz de la Alianza Atlántica afirmó a AIP que se hallaba al tanto de las alegaciones sobre las bajas civiles en el distrito de Shindand, pero que por ahora no disponía de información suficiente para clarificar lo sucedido.

"La ISAF se toma muy en serio toda alegación sobre víctimas civiles y realiza todos los esfuerzos posibles por asegurar la seguridad de la población civil durante las operaciones", añadió la fuente.

La muerte de civiles es uno de los principales puntos de fricción entre las autoridades afganas y la OTAN, que en 2011 comenzó a retirarse progresivamente del país asiático y a transferir la competencia de la seguridad a las fuerzas afganas.

Este proceso de transición debe concluir en 2014, si se cumplen los plazos previstos.