Las FARC esperan las garantías "que deben darse" para proceder a la liberación de los dos policías y el militar a los que secuestraron hace más de una semana, según dijo hoy en La Habana el número dos del grupo insurgente, "Iván Márquez".

"Estamos sujetos a los preparativos, a las garantías que deben darse en estos casos. Creo que el bloque guerrillero ha pedido una intervención del Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC) y de Colombianos y Colombianas por la Paz", declaró Márquez.

Este jefe rebelde lidera el equipo de las FARC en los diálogos de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos que se lleva a cabo en Cuba.

Según dijo, habrá "que esperar un poco los desarrollos de este hecho que, con toda seguridad, conducirá a la liberación de los mencionados".

Márquez, cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango, hizo estas declaraciones al llegar al Palacio de Convenciones de La Habana donde tienen lugar las diálogos de paz.

Esas conversaciones avanzan y "van por buen camino" en un "ambiente muy positivo", aseguró.

"Como en ningún otro momento sentimos las dos partes que avanzamos en la construcción de un acuerdo en torno a un tema que es importantísimo, el del acceso y uso de la tierra", valoró Márquez.

Sobre ese punto, el primero de la agenda de diálogo, hay coincidencias con el Gobierno, según el guerrillero, que no precisó en qué plazo se podrán concretar acuerdos porque "las discusiones hay que llevarlas con mucha responsabilidad (...) de tal manera que las partes resulten satisfechas de las redacciones que se van elaborando".

Los equipos negociadores de las partes continúan en Cuba sus conversaciones para intentar el fin del conflicto, un diálogo que en los últimos días se ha visto ensombrecido por el repunte de ataques, secuestros y las respuestas militares.

El pasado fin de semana las FARC anunciaron que pondrán en libertad a dos policías y un militar retenidos y posteriormente el presidente Santos ordenó al Ministerio de Defensa que se faciliten esas entregas, que estarían coordinadas, como en otras muchas ocasiones, por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Por otro lado, el lunes seis presuntos combatientes de las FARC murieron en una ofensiva del Ejército contra esa guerrilla en el departamento regional de Arauca, fronterizo con Venezuela, informó el propio presidente Santos.