La Unión Europea (UE) concederá un crédito de 308 millones de euros a Ucrania para la modernización del gasoducto Urengói-Pomari-Úzhgorod, que une la antigua república soviética con Europa, anunció hoy el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Leonid Kozhara.

"La parte europea accedió a agilizar la concesión del crédito de 308 millones de euros por la línea del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo", dijo en rueda de prensa Kozhara.

La obra para remodelar el tramo 1.160 kilómetros del gasoducto que pasa por territorio ucraniano está presupuestada en 538,8 millones de dólares, de los que 230,8 serán aportados por Naftogaz, el monopolio estatal gasístico de Ucrania.

La instalación, que forma parte del corredor de tránsito occidental de la red de gasoductos ucranianos, será la primera de una serie de tuberías que quiere reconstruir este país con ayuda de la UE.

Ucrania, que también ha situado otros cuatro gasoductos en el sur y el oeste de su territorio como prioridad para su remodelación, anunció a mediados de 2011 la modernización integral de sus sistema de transporte de gas, valorada en 5.300 millones de dólares.

Los gasoductos ucranianos tienen capacidad para bombear 142.500 millones de metros cúbicos de gas a Europa.

No obstante, Ucrania vive horas bajas como pieza clave que fue históricamente en el tránsito del gas ruso a los países europeos.

Ucrania, que ha llegado a controlar dos tercios de todo el tránsito del gas ruso a Europa, ha perdido casi la mitad de este volumen en apenas unos años, según la Agencia de Información del Gas rusa.

La puesta en marcha del gasoducto Nord Stream, que une Rusia con el norte de Europa a través del fondo del mar Báltico y el incremento del gas transportado por el gasoducto Yamal-Europa han hecho que Ucrania perdiera su ventaja estratégica en poco más de un año.