El presidente de Francia, François Hollande, defendió hoy ante el pleno de la Eurocámara la intervención militar en Mali porque "no había tiempo que perder" ante el avance del terrorismo.

"Tomé esa decisión en el marco del derecho internacional. No había tiempo que perder. Si hubiéramos dejado pasar el tiempo, en este momento el terrorismo habría conquistado todo Mali", afirmó Hollande ante los eurodiputados.

Agregó que la intervención "era responsabilidad de Francia, presente en el territorio", al tiempo que subrayó que Mali "encontrará pronto su integridad territorial. Está cercano el tiempo de la reconciliación" para el país africano.