El ministro griego de Exteriores, Dimitris Avramopoulos, se comprometió hoy a continuar el "programa de reformas ambicioso" que ha puesto en práctica su Gobierno y subrayó su convicción de que "tenemos que intensificar nuestros esfuerzos".

Avramopoulos, que fue recibido en París por su homólogo francés, Laurent Fabius, puso el acento en una comparecencia conjunta ante la prensa en los "progresos destacables hechos por Grecia", y en particular en la reducción del déficit público conseguida el pasado año.

Agradeció "la solidaridad" recibida de Francia, un país con el que dijo que tienen "posiciones convergentes e incluso idénticas en muchos puntos".

Fabius coincidió en el análisis de que los griegos "han hecho esfuerzos considerables", y añadió que Grecia "ha pasado por un momento especialmente difícil".

"Tenemos que avanzar de la mano", concluyó el jefe de la diplomacia francesa, tras haberse mostrado confiado en que la crisis del euro se está superando.