Las autoridades francesas confirmaron hoy el secuestro del petrolero "Gascogne" frente a las costas africanas, y precisaron que no hay ningún ciudadano francés entre la tripulación.

"No hay franceses" entre la tripulación, explicó a Efe un portavoz del Ministerio de Exteriores, que dijo no saber qué grupo había llevado a cabo el secuestro.

El portavoz señaló que "nos estamos informando" y se limitó a indicar que el "Gascogne" lleva pabellón luxemburgués aunque el armador es francés.

Tampoco dio detalles sobre la situación actual del petrolero ni sobre su ruta.

El centro de vigilancia de la piratería de la Oficina Marítima Internacional en Kuala Lumpur había informado hoy de que se había perdido el contacto con un petrolero francés en aguas de Costa de Marfil durante el fin de semana.

Según la citada fuente, los dueños del buque habían indicado en su denuncia que sospechan que la embarcación había sido secuestrada.