La Marina de Sri Lanka informó hoy de que ha rescatado a 138 personas originarias de Bangladesh y Birmania que viajaban en una embarcación supuestamente ilegal que se estaba hundiendo a 92 kilómetros de la costa oriental ceilandesa.

Según un comunicado, el barco, que al parecer estaba sobrecargado, llevaba diez días navegando a la deriva por las aguas del océano Índico y los pasajeros fueron rescatados en una operación que duró 20 horas.