Las autoridades de Colombia exhumaron, en el este del país, los cuerpos de 22 hombres supuestamente integrantes de "Los Urabeños" muertos en 2004 en un enfrentamiento con la banda "Los Buitragueños", informó hoy la Fiscalía.

Los cuerpos fueron recuperados de una fosa común en Tauramena, en el departamento del Casanare, en una operación que tuvo la participación de La Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y Paz, el grupo de Criminalística de Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y el Ejército colombiano.

Un comunicado de la Fiscalía señala que los restos fueron "recuperados tras denuncia del familiar de una de las víctimas ante la Unidad Nacional contra los Delitos de Desaparición y Desplazamiento Forzados".

El combate, que supuestamente se presentó por el control territorial, ocurrió el 21 de febrero de 2004 en el caserío Villanueva, en el departamento del Casanare.

Los hombres, todos mayores de edad, eran oriundos de los departamentos de Caldas, Chocó, Valle del Cauca, Antioquia, Tolima, Córdoba, Cauca, Cesar y Cundinamarca.

Hasta el momento han sido identificados quince cuerpos y al igual que los otros restos, fueron trasladados a Bogotá, para continuar con el proceso de identificación y luego ser entregados a sus familiares.

"Los Buitragueños" eran un clan familiar con trayectoria armada que operaban en el este de Colombia y en algunas partes de la frontera con Venezuela.

Posteriormente derivó en el grupo paramilitar Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC), encabezado por alias "Martín Llanos" y que se marginó del proceso de diálogo que en 2006 llevó al desarme de la organización Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, extrema derecha armada).

La banda de "Los Urabeños" se dedica al control de rutas utilizadas por el narcotráfico, al secuestro, sicariato, y al tráfico de cocaína.