Al menos treinta personas murieron hoy y setenta más resultaron heridas en un atentado perpetrado contra una comisaría de la ciudad de Kirkuk, ubicada a 250 kilómetros al norte de Bagdad, informaron a Efe fuentes policiales.

Según estas fuentes, que no ofrecieron más detalles sobre las circunstancias de la tragedia, en el ataque se emplearon un cinturón de explosivos y ametralladoras.