Un tribunal de vía rápida de Nueva Delhi ratificó hoy los cargos que otra corte había imputado semanas atrás a los cinco acusados por el caso de la violación mortal a una joven que ha indignado a la India, informaron los medios locales.

El juez Yogesh Khanna renovó el pliego de cargos contra cada uno de estos cinco individuos, en el cual se les atribuyen ofensas como violación y asesinato, delito éste último que puede ser castigado con la pena de muerte.

El magistrado fijó la siguiente audiencia del juicio para el próximo día 5.

Los imputados son Ram Singh, cabecilla del grupo y conductor del autobús donde el pasado diciembre ocurrió la violación; su hermano Mukesh, el vendedor de frutas Pawan Gupta, el instructor de gimnasio Vinay Sharma, y Akshay Thakur, limpiador del vehículo.

Estas cinco personas se encuentran desde hace semanas bajo arresto en la prisión capitalina de Tihar, mientras que un sexto presunto implicado en la agresión sexual tiene 17 años y su responsabilidad será dilucidada en un tribunal de menores.

El crimen tuvo lugar el 16 de diciembre, aunque la joven, una estudiante de Fisioterapia de 23 años, no falleció en esa fecha sino trece días después, a causa de las heridas sufridas.

El suceso ha desatado desde entonces una excepcional ola de movilizaciones de protesta, que pese a haber remitido algo todavía continúan de manera casi diaria debido en parte a la aparición en la prensa local de nuevos casos de aberrantes violaciones.