Una hembra de puma, rescatada cuando murió su madre siendo aún un cachorra, ha sido puesta en libertad en una zona salvaje al oeste de Miami, informó hoy la Comisión para la Pesca y Vida Salvaje de Florida (FWC), que trabaja para aumentar la población de esta especie protegida.

El animal, un ejemplar de la subespecie conocida como pantera de Florida, fue rescatado en septiembre de 2011 junto con sus hermanos, cuando tenía tan sólo cinco meses de edad, después de que su madre apareciera muerta.

Fueron criados en cautividad en White Oak, un centro de recuperación para animales del condado de Collier, según detalló Darrel Land, de la FWC, quien aseguró que la hembra se encuentra "saludable y con el tamaño adecuado para que pueda incorporarse ya a la vida salvaje".

El objetivo, explicó, es que "sea posible liberar y devolver" a su hábitat natural a todos los pumas rescatados y "ayudar a la recuperación de esta especie, que está en peligro de extinción".

Un equipo formado por biólogos y expertos de la FWC fueron los encargados la pasada noche de poner en libertad al puma en un paraje salvaje, detalló la organización en un comunicado.

Este es el sexto ejemplar de edades similares, cuatro hembras y dos machos, que fueron recogidos y criados en el centro de recuperación para animales White Oak y que ha sido puestos en libertad en el sur de Florida en los últimos años.

Se calcula que, gracias a los programas de protección de esta especie, entre 100 y 160 ejemplares de puma habitan en la actualidad en el sur Florida, cifras muy superiores a los 20 o 30 que quedaban en la década de los 80, según la FWC, que durante el año pasado contabilizó 23 ejemplares muertos, al menos 15 de ellos atropellados por vehículos.