Personal de la ONU ha conseguido llegar hasta la ciudad siria de Azzas (gobernación de Alepo), una zona del norte de Siria controlada por la oposición y próxima a la frontera con Turquía, para distribuir ayuda humanitaria.

"Es la primera vez que personal de un organismo de la ONU entra en Azzas", confirmó el director del ACNUR para Oriente Medio y el Norte de África, Yacoub El Hillo.

Cinco empleados del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) llegaron a esa zona hace dos días y entregaron sobre todo tiendas de campaña y mantas, con la colaboración de voluntarios de la Media Luna Roja Árabe Siria.