Exxon Mobil, la mayor compañía petrolífera en el orbe, estuvo a punto de lograr un nuevo récord mundial de beneficios anuales para una empresa, al ganar 44.800 millones de dólares en 2012.

Los beneficios, un 9 % superiores a los 41.60 millones de 2011, quedaron muy cerca de los 45.200 que la misma compañía obtuvo en 2008, y que suponen la actual marca.

Exxon Mobil logró estos beneficios gracias sobre todo a la mejora de los márgenes de sus actividades de refino, ya que registró menores ingresos en 2012, de 482.295 millones de dólares (un 1 % menos que en 2011) y la producción equivalente de petróleo bajó un 6 %.

El aumento de los márgenes financieros de las operaciones de refino mejoró los beneficios anuales en 2.600 millones de dólares.

El aumento de precios de la gasolina en EE.UU., que durante 2012 alcanzó cifras récord, fue otro de los factores que ayudaron a la cuenta de resultados de la empresa.

Además, el gigante energético también recortó sus costes totales en un 2,3 %, y todo ello compensó el descenso de la actividad en sus labores tradicionales de producción de petróleo y gas.

Los beneficios incluyen 9.900 millones de dólares de liquidaciones y beneficios de reestructuraciones, especialmente 6.500 millones en las operaciones de Japón.

Sin embargo, la compañía reconoció que los costes de capital y de exploración subieron un 8 % y alcanzaron la cifra récord de 39.800 millones de dólares.

Los beneficios por acción aumentaron un 15 % hasta alcanzar 9,70 dólares.

Durante el cuarto trimestre del año pasado, Exxon Mobil registró unos beneficios de 9.950 millones de dólares (un 6 %), incluso si los gastos de capital y exploración subieron un 24 % hasta situarse en 12.443 millones.

El beneficio por acción de 2,20 dólares (un 12 % más que en el mismo período de 2011) superó a los 2 dólares que habían previsto los analistas de Wall Street.

El presidente del consejo de administración, Rex Tillerseon, destacó en un comunicado el beneficio "récord" por acción de 2012 y señaló que el aumento de costes de exploración y capital se debe a la continua búsqueda de "oportunidades para encontrar y producir nuevas fuentes de petróleo y gas natural para cubrir la demanda mundial de energía".

Durante este mes de enero, Exxon Mobil recuperó de forma intermitente el título de la empresa con mayor capitalización bursátil del mundo, que había perdido a manos de Apple, empresa que ha sido víctima en los últimos meses de un declive en su cotización.

Tras presentar estos resultados, las acciones de Exxon Mobil, una de las treinta empresas del Dow Jones de Industriales, se mantenían sin cambios a media mañana en la sesión de la bolsa de Nueva York.