El año lectivo de la educación básica de Honduras, que incluye preparatoria, primaria y media, comenzó hoy con una matrícula de unos 2,2 millones de estudiantes a nivel nacional, informó el ministro de Educación, Marlon Escoto.

Según Escoto, las clases han comenzado en la mayoría de los centros educativos del país, aunque en algunos iniciarán hasta el próximo lunes por diversas razones.

Algunas causas para no haber iniciado hoy clases en algunas escuelas y colegios son la falta de mobiliario y material didáctico, entre otras necesidades, según denuncias de algunos docentes.

Algunos maestros, según pudo constatar Efe en Tegucigalpa, no comenzaron sus clases porque hoy se dedicaron a atender asuntos administrativos particulares en el Escalafón del Magisterio.

Las clases también iniciaron en muchos de los colegios privados y otros lo harán el lunes, dijo a los periodistas el presidente de la Federación de Instituciones Educativas Privadas, Carlos Sabillón.

En el sector privado, incluidos los centros de educación bilingüe que inician sus clases en septiembre y terminan en junio, la población estudiantil supera los 300.000 alumnos.

Este año, según dijo Escoto, se espera que los maestros no solo cumplan los 200 días de clases mínimos que dicta la ley, finalizando el 30 de noviembre, sino que también se vuelva a la modalidad de los "sábados cívicos", que estuvo vigente durante muchos años en el siglo pasado.

La educación pública en Honduras se ha visto afectada en mayor grado desde 2009, tras el derrocamiento del entonces presidente, Manuel Zelaya, a mediados de ese año.

Los maestros no impartieron clases en el segundo semestre por la crisis política que sufrió el país, mientras que en los tres años restantes la enseñanza se ha visto perjudicada por paros de docentes que exigen pagos de salarios atrasados y la derogación de las nuevas leyes de Educación y del Instituto de Previsión del Magisterio.

En otras ocasiones, según las autoridades educativas, los maestros no cumplieron con su deber de impartir clases por participar en manifestaciones políticas promovidas por el recién creado partido Libertad y Refundación (Libre, de izquierda), que lidera Manuel Zelaya.

El año pasado hubo centros educativos en los que se perdió al menos un mes de clases, mientras que en 2011 y 2010 los alumnos asistieron a las aulas unos 125 días cada año.

Los problemas internos entre un sector de los docentes y el Gobierno que preside Porfirio Lobo no han sido resueltos en su totalidad, porque algunos datan de hace varios años, pero se buscará resolverlos en 2013, según las proyecciones del titular de Educación.

El presupuesto para la educación Pública en 2013 es de unos 22.000 millones de lempiras (unos 1.100 millones de dólares).