UPS, la mayor empresa de mensajería del mundo, anunció hoy que cerró su ejercicio fiscal 2012 con un beneficio neto de 807 millones de dólares, el 78,8 % menos que en 2011, debido en buena parte a un cargo de 3.000 millones en el último trimestre por el pago de pensiones a sus empleados.

La compañía, con sede en Atlanta (Georgia), se anotó un beneficio neto por acción de 83 centavos durante esos doce meses, por debajo de los 3,84 dólares que registró el año anterior, cuando sus ganancias se elevaron hasta los 3.804 millones de dólares.

La facturación de la empresa de mensajería se elevó un moderado 1,9 % para situarse en los 54.127 millones de dólares, pero sus gastos se aumentaron en mucha mayor proporción, en concreto un 12,2 % hasta colocarse en 52.784 millones.

"El 2012 presentó sus desafíos, principalmente el débil comercio global", reconoció al presentar estos resultados el presidente y consejero delegado de UPS, Scott Davis, quien recordó también "las modestas expectativas de crecimiento para 2013 y la incertidumbre en EE.UU. por la falta de progreso en Washington".

Por lo que se refiere a los resultados relativos al cuarto trimestre de 2012, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, la empresa sufrió una pérdida neta de 1.748 millones de dólares (-1,83 dólares por acción), frente a las ganancias de 725 millones (74 centavos) del mismo periodo de 2011.

Ese drástico cambio en sus cuentas del último trimestre se debió principalmente a un cargo después de impuestos de 3.000 millones de dólares relacionado con el pago de pensiones y planes de jubilación a sus empleados.

UPS ingresó 14.571 millones de dólares en ese periodo, el 2,9 % más, pero sus gastos se elevaron un 33,8 % hasta los 17.353 millones, también impactados por ese cargo.

Por otra parte, la empresa anunció que prevé anotarse una ganancia neta por acción de entre 4,8 y 5,06 dólares por acción en su ejercicio fiscal 2013, lo que supone un aumento de entre el 6 y el 12 % frente a los resultados de 2012, pero que queda por debajo de lo previsto por los analistas.

Además, UPS anunció que ha decidido elevar su programa de recompra de acciones propias a lo largo de 2013 desde los 1.500 millones de dólares hasta los 4.000 millones.

Los resultados no fueron bien recibidos entre los inversores y una hora y media después del inicio de la sesión en la bolsa de valores de Nueva York (NYSE) las acciones de UPS bajaban el 2,07 % para cambiarse por 79,55 dólares cada una, aunque se han elevado el 5,19 % en los últimos doce meses.