La Bolsa de Seúl cortó hoy su racha de dos jornadas en positivo y volvió a perder terreno arrastrada por las caídas de los sectores financiero y de aseguradoras, según los analistas locales.

El selectivo Kospi cayó 2,49 puntos, un 0,13 por ciento, y quedó en 1.961,94 unidades, en una sesión en la que se movieron 4.000 millones de dólares, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq subió 0,87 puntos, un 0,17 por ciento, hasta 503,67 enteros.

El mercado surcoreano se vio perjudicado por las complicaciones en el extranjero, sobre todo por las importantes caídas en Italia y las preocupaciones sobre el crecimiento en EEUU.

Las firmas financieras y aseguradoras lideraron las caídas, con pérdidas importantes como las del cuarto banco del país, Shinhan Financial, que cayó un 2,27 %, o la aseguradora Samsung Life Insurance, que se dejó el 1,87 %.

Mientras, la petrolera S-Oil cayó un 1,9 % tras anunciar una caída en 2012 de casi el 100 % en su beneficio neto con respecto a 2011, motivada en parte por la depreciación del margen en los productos petroleros.

Por el contrario, el valor referencial del Kospi, Samsung Electronics, avanzó un 0,56 %, en su tercera cotización consecutiva en positivo, mientras que el primer fabricante de automóviles de Corea del Sur, Hyundai Motor, ganó un 0,74 %.

Además, su filial de autopartes, Hyundai Mobis, se disparó un 4,78 %.

La moneda local subió 3,5 unidades respecto al dólar, que se intercambiaba por 1.089 wones al cierre de la sesión.