Los mercados bursátiles de Tokio y de Shanghái mantuvieron su trayectoria ascendente hoy, mientras que la recogida de beneficios prevaleció en el resto de las bolsas más importantes de Asia.

Tokio avanzó un 0,22 por ciento en el índice Nikkei y volvió a cerrar en su máximo en 33 meses gracias, según los analistas locales, a que los inversores valoraron una serie de datos económicos de EEUU, pese a que su PIB se contrajo en el cuarto trimestre.

El Nikkei subió 24,71 puntos y quedó en 11.138,66 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 5,58 puntos, un 0,60 por ciento, hasta 940,25 enteros.

La Bolsa de Shanghái ganó un 0,12 por ciento, de manera que volvió a incrementar lo ganado con sus cierres al alza de los últimos días, hasta alcanzar de nuevo su cotización más alta en más de ocho meses.

El índice general de Shanghái concluyó su cotización diaria en 2.385,42 puntos, o 2,95 puntos por encima del cierre de ayer.

En cambio, la Bolsa de Seúl cortó su racha de dos jornadas en positivo y perdió terreno, un 0,13 por ciento en el selectivo Kospi, arrastrada por las caídas de los sectores financiero y de aseguradoras, según los analistas locales.

El Kospi cayó 2,49 puntos y quedó en 1.961,94 unidades, en una sesión en la que se movieron 4.000 millones de dólares, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq subió 0,87 puntos, un 0,17 por ciento, hasta 503,67 enteros.

En Hong Kong, el índice referencia Hang Seng bajó el 0,39 por ciento, o 92,53 puntos, y se situó al cierre en los 23.729,53 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado bajó el 0,17 por ciento, o 5,51 puntos, y el índice Straits Times acabó en 3.280,39.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur cedió un 0,01 por ciento, o 0,18 puntos, y el índice KLCI quedó en 1.627,55.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok descendió el 1,11 por ciento, o 16,62 puntos, y el índice SET se colocó en 1.474,20.