La región de Atacama, en el norte de Chile, fue sacudida en las primeras horas de este jueves por nuevas réplicas del seísmo de 6,7 grados en la escala de Richter que sacudió el miércoles esa y otras zonas del país, informaron las autoridades.

Las réplicas del seísmo suman ya una decena y algunas alcanzaron magnitudes de 4,7 grados en la escala de Richter, a las 01:15 horas (04:15 GMT) y de 4,8 grados, a las 02:10 horas (05:10 GMT), dijo el Instituto Sismológico de la Universidad de Chile.

Una mujer murió de un paro cardíaco minutos después del seísmo, algunos sectores continuaban hoy sin suministro eléctrico y la población de la zona, a 800 kilómetros al norte de Santiago, se mantenía hoy en estado de alerta a raíz del movimiento telúrico, registrado a las 17:16 hora local del miércoles (20:16 GMT).

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) calculó en 6,8 grados en la escala de Richter la magnitud del seísmo.

El gobierno ha asegurado que el suministro eléctrico quedará normalizado, tras señalar a través del ministro del Interior, Andrés Chadwick, que los desperfectos fueron "algo mayores".

La portavoz de La Moneda, Cecilia Pérez, dijo que el temblor provocó "una falla eléctrica importante" y también interrupciones puntuales en el servicio de agua potable, ya resueltas en la madrugada del jueves.