Tokio avanzó hoy y volvió a cerrar en su máximo en 33 meses gracias, según los analistas locales, a que los inversores valoraron una serie de datos económicos de EEUU, pese a que su PIB se contrajo en el cuarto trimestre.

El índice Nikkei subió 24,71 puntos, un 0,22 por ciento, y quedó en 11.138,66 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 5,58 puntos, un 0,60 por ciento, hasta 940,25 enteros.

El sector del transporte marítimo lideró las ganancias, seguido por el del acero y el de las papeleras, mientras que el mixto, que incluye al gigante de los videojuegos Nintendo, el de la construcción y el de las aseguradoras, retrocedieron.

Después de moverse entre territorio positivo y negativo al arranque de la jornada, el Nikkei terminó por avanzar gracias, según analistas locales, a que una serie de indicadores económicos positivos de EEUU animó al parqué nipón a darse a las compras.

En ese sentido, los inversores pasaron por alto la inesperada contracción del PIB estadounidense publicado la víspera, y se centraron en incrementos que apuntan a una cierta mejora de la primera economía mundial, como los referidos al consumo y a la inversión inmobiliaria.

Estos indicadores se incrementaron un 2,2 y un 15,3 por ciento, respectivamente, en el trimestre octubre-diciembre.

"El PIB de EEUU disminuyó en el cuarto trimestre, aunque se espera que el retroceso sea temporal", dijo Tsuyoshi Nomaguchi, analista de Daiwa Securities, a la agencia Kyodo.

Nomaguchi añadió que el dato publicado la víspera por una empresa privada de análisis que apuntó a la creación de 192.000 nuevos empleos en EEUU en ese periodo también alimentó el optimismo de la plaza tokiota.

Sumitomo Mitsui Financial Group se apreció un 5,2 por ciento, después de anunciar que su beneficio neto entre abril y diciembre de 2012 creció un 34 por ciento con respecto al mismo periodo de 2011.

Los otros dos grandes valores del sector en Japón, Mitsubishi UFJ Financial Group y Mizuho Financial Group, ganaron un 3,6 y un 2,8 por ciento, respectivamente.

Por su parte, el gigante de los videojuegos Nintendo se dejó un 4,6 por ciento tras anunciar ayer que prevé obtener en el ejercicio 2012, que en Japón concluye el próximo 31 de marzo, un beneficio neto menor de lo inicialmente pronosticado.

En la primera sección terminaron al alza 838 valores, frente a 734 que retrocedieron y 125 que concluyeron sin variación.

El volumen de negociación se situó en 3.748,92 millones de acciones, por encima de los 3.126,38 millones del miércoles.