Colombia debe incrementar la productividad, disminuir la desigualdad y cosechar los beneficios de las materias primas, dijo hoy en Bogotá el secretario adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Pier Carlo Padoan.

Padoan, que también es economista jefe del organismo, presentó el informe "Estudios económicos de la OCDE Colombia" y resaltó que la economía del país "es vigorosa y las perspectivas (para su crecimiento) son favorables".

De acuerdo a este documento, Colombia es la cuarta economía de América Latina y "sigue teniendo unas perspectivas de crecimiento sólidas a corto plazo en comparación con los países de la OCDE de la región".

Este organismo destacó las reformas económicas que Colombia ha implementado en los últimos años, que le han permitido reaccionar positivamente frente a la crisis económica mundial y generar confianza entre los inversionistas.

También resaltó los desafíos a los que el país debe hacer frente para alcanzar un crecimiento económico más equilibrado.

"Las exportaciones de materias primas están en expansión, el aumento de la seguridad atrae nuevas inversiones y se incrementa la confianza, pero todavía quedan cosas por hacer", señaló Padoan.

Y agregó: "el desafío consiste en lograr que los beneficios del actual auge de las materias primas aseguren un mejor futuro para las generaciones siguientes".

El estudio de la OCDE señala que Colombia debe reducir la desigualdad de los ingresos y de pobreza pues "ambas cosas se deben en gran parte al desempleo y al trabajo informal".

Recomienda, igualmente, reducir los costos laborales no salariales "sumamente elevados" mediante la aplicación de la reforma fiscal prevista y hacer nuevos recortes en las cotizaciones a la seguridad social y otros pagos obligatorios relacionados con el trabajo.

Asimismo, evitar aumentar el salario mínimo por encima de la inflación y que se estudie la posibilidad de fijar el salario mínimo en función de la región y la edad para "ajustar los costos laborales a la productividad y tener en cuenta las diferencias en los costos de vida".

Señala, además, que las políticas de Estado deben encaminarse a fomentar la productividad, de la que dice "no es un fin, sino un medio" para mejorar la calidad de vida.

Y agrega que también son necesarias políticas que sigan mejorando la infraestructura de transporte, propicien la inversión privada, reduzcan los obstáculos a las iniciativas empresariales, mejoren el acceso a la financiación y fortalezcan el Estado de derecho "para garantizar una mayor observancia de los contratos y disminuir la corrupción".

Por su lado, el ministro colombiano de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, resaltó la objetividad del informe y dijo que el Gobierno coincide en las observaciones formuladas.

"Trabajamos en ese sentido y coincidimos con el informe de la OCDE", dijo Cárdenas, quien recordó que el Gobierno ha implementado reformas que buscan reducir las brechas y lograr más equidad.