Los abogados de los ecuatorianos que demandan el pago de una multimillonaria condena contra la petrolera estadounidense Chevron, por daño ambiental en la Amazonía, extenderán sus acciones a Colombia y otros países de Europa, Asia y Oceanía.

Así lo aseguró hoy el letrado Pablo Fajardo que, en una rueda de prensa, también felicitó a la justicia argentina por haber ratificado una orden de embargo contra los bienes de Chevron en ese país, en el marco de la sentencia emitida en Ecuador.

"Seguimos con las acciones en Argentina", así como las ya presentadas en Brasil, Canadá y "próximamente en Colombia y ocho países más de África, Europa y Oceanía", subrayó Fajardo.

De momento, "queda en firme ese embargo" en Argentina y Chevron "tiene que ir pagando o depositando (en una cuenta bancaria en favor de los demandantes), cada mes, el 40 por ciento de todos los ingresos que tenga por ventas en ese país", añadió.

La Cámara de Apelaciones en lo Civil de Argentina confirmó el embargo dispuesto por un juzgado de primera instancia contra el 40 por ciento de las acciones, los dividendos y los depósitos bancarios futuros que recibiera la empresa, que en conjunto suponen algo más de 19.000 millones de dólares.

Fajardo calificó esa decisión como una victoria para las víctimas de la contaminación de la que se acusa haber dejado en Ecuador a la petrolera Texaco, posteriormente adquirida por Chevron, durante el periodo en que extrajo crudo de la Amazonía, entre 1964 y 1990.

No obstante, el letrado opinó que seguramente Chevron continuará ejerciendo presiones para intentar "evadir su responsabilidad" así como someterse a la justicia.

Fajardo dejó en claro que el embargo no incluye el área de recursos no convencionales Vaca Muerta, porque es un caso donde hay sólo una "posible inversión nueva" conjunta de Chevron y la petrolera argentina YPF.

En la rueda de prensa también intervino, a través de una videoconferencia, el abogado argentino de los demandantes, Enrique Bruchou, quien también precisó los alcances del fallo de la corte de apelaciones de Argentina en el caso.

Bruchou recordó que la justicia argentina ha acogido el embargo de bienes contra la petrolera estadounidense ante la condena emitida por los tribunales de Ecuador, que le obligan a pagar más de 19.000 millones de dólares por los daños ambientales causados en la Amazonía ecuatoriana.

Remarcó que "Ecuador fue la jurisdicción escogida por Chevron para litigar el caso" y por ello no se explica cómo, ahora, la petrolera reniega de la justicia del país andino.

Chevron parece "un fugitivo de la justicia" que "no acepta la justicia de ninguno de los países donde esta siendo juzgado", remarcó Bruchou.

Fajardo incluso dijo que Chevron supuestamente ha intentado "chantajear al Gobierno argentino para obligar a que se levante el embargo", pero remarcó que "Argentina ha actuado en estricto derecho" y que ha resistido las "presiones gigantescas" de la petrolera.

De su lado, Chevron, que es el cuarto mayor productor de petróleo de Argentina, mantiene que la condena en Ecuador "es resultado de sobornos, fraude y es ilegítima", y que no es ejecutable "en ninguna corte que respete el estado de derecho".

Para Fajardo, en cambio, "no hay ninguna empresa petrolera más irresponsable que Chevron" y dijo que los afectados por la contaminación imputada a la petrolera mantendrán su lucha para que la compañía "pague hasta el último centavo de la condena judicial".

De momento, dijo el letrado, el embargo en Argentina sigue su marcha y desde el pasado 6 de noviembre se han retenido unos 50 millones de dólares en la cuenta creada en ese país.

Sin embargo, aún "no podemos usar ese dinero, que esta siendo retenido, hasta que haya una decisión final de la justicia argentina", reiteró.

Dijo esperar que en entre dos y cinco años los perjudicados puedan contar con todos los recursos para emprender la reparación del daño ambiental que le atribuyen a Chevron en sus territorios de la Amazonía.