La empresa estatal de petróleo Petroecuador iniciará mañana una serie de paradas parciales para rehabilitación de la refinería de Esmeraldas, la mayor del país, informó hoy su gerente, Marco Calvopiña.

La paralización de mañana de una de las plantas se extenderá hasta el próximo 28 de febrero, dijo Calvopiña a la prensa.

Una vez rehabilitada la primera planta, se parará por quince días otro segmento a partir del 1 de marzo, dijo a Efe Diego Tapia subgerente de operaciones de la Gerencia de Refinación de Petroecuador.

"No va haber ninguna afectación" en la producción de derivados "porque esto está debidamente planificado", apuntó Tapia al indicar que en paralelo habrá otra parada de otro segmento a partir del 18 de febrero por 35 días.

Una cuarta planta parará el 24 de febrero por cuarenta días, dijo al subrayar que no se trata de una paralización total de la refinería sino de paras secuenciales para mantenimientos previos.

Se prevén paradas mayores para cambios de equipos de mayor magnitud en septiembre.

"La idea de esto es que para el 2014 quede una refinería totalmente rehabilitada", apuntó.

Petroecuador prevé que el costo de la renovación de la refinería de Esmeraldas -la mayor del país que ahora tiene capacidad para procesar 110.000 barriles diarios de crudo- ascenderá a unos 750 millones de dólares.

Además de esta planta, Ecuador posee otras dos refinerías, La Libertad (en la costa del suroeste) y Amazonas (en la región amazónica del noreste), de menor capacidad.

El petróleo es la principal exportación del país, pero Ecuador no tiene suficiente capacidad de refinado para su demanda interna, por lo que importa derivados.