El grupo Telefónica informó hoy que durante 2012 pagó en Perú un total de 1.058 millones de soles (411 millones de dólares) en concepto de impuestos.

El grupo, conformado principalmente por Telefónica del Perú y Telefónica Móviles, pagó 475,64 millones de soles (185,07 millones de dólares) en impuesto a la renta y 582,44 millones de soles (226,63 millones de dólares) por el impuesto general a las ventas (IGV) a la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) .

En su comunicado, Telefónica aseguró "que siempre paga todos sus impuestos y no tiene deuda exigible con la Sunat", aunque mantiene un contencioso con el Poder Judicial debido a las diferencias que tiene con la Sunat por el pago de impuestos en el periodo 2000-2001.

La empresa añadió que es uno de los principales contribuyentes en el país y ha pagado más de 7.130 millones de soles (2.774 millones de dólares) desde su llegada a Perú, en 1994.

En el documento, la empresa reafirmó "su firme respeto a la legalidad y cumplimiento de las normas tributarias" peruanas.

La reclamación proviene de las facturas no cobradas por Telefónica que la compañía no ha contabilizado en sus resultados, y la deuda oscilaría entre los 200 y los 600 millones de euros (entre 271 y 814 millones de dólares).

La semana pasada, Telefónica Móviles renovó su contrato con el Estado peruano por 18 años, tras casi dos años de negociaciones, y señaló que esto beneficiará a 10 millones de peruanos.