Los Gobiernos de Argentina y China firmaron dos convenios de cooperación en materia nuclear que abren la puerta a que el gigante asiático participe en la construcción de futuras centrales nucleares en el país suramericano, informaron hoy fuentes oficiales.

Los acuerdos fueron firmados ayer en Buenos Aires, entre la Administración Argentina de Energía y la Corporación Nacional Nuclear de China (CNNC) tras la reunión entre el ministro de Planificación Federal argentino, Julio De Vido, el presidente del directorio de la CNCN, Sun Qin, y el titular de Nucleoeléctrica de Argentina (NASA), José Luis Antúnez.

El primer convenio se refiere a la "cooperación recíproca en temas relacionados con reactores de tubos de presión de uranio natural, incluyendo ingeniería, construcción, operación y mantenimiento, así como fabricación y almacenaje de combustible nuclear", entre otros, según un comunicado difundido hoy por la cartera de Planificación.

El segundo, prevé la posibilidad de que Argentina, a través de sus instituciones y empresas del sector nuclear, "actúe como plataforma tecnológica para que en conjunto y con transferencia de tecnología y provisión de bienes y servicios de origen chino, se puedan ofrecer centrales nucleares de tecnología a terceros países con contenido argentino", precisó el ministerio.

Argentina estudia la instalación de una cuarta central atómica con una o dos unidades, adyacente a la Central Nuclear Atucha I.

Atucha I, de 374 megavatios de potencia, fue inaugurada en 1974, con lo que Argentina fue pionera en América Latina en el uso de energía nuclear para generar electricidad.

El país posee otras dos central nucleares, Embalse, en la central provincia de Córdoba, y Atucha II, vecina a Atucha I, que fue puesta en marcha en septiembre de 2011.

Por ese motivo, en 2010 lanzó un concurso de precalificación para la construcción de un reactor de uranio enriquecido en el que fueron admitidas, además de la CNCN, las empresas Westinghouse de Estados Unidos, Areva de Francia, Rosatom de Rusia y Kepco de Corea.