La Comisión Europea (CE) prohibió hoy la planeada fusión entre UPS, la mayor empresa de mensajería del mundo, y la compañía holandesa TNT Express, por considerar que restringiría la competencia en 15 Estados miembros de la Unión Europea (UE) en la entrega rápida de paquetes pequeños.

El vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, explicó que muchos negocios activos en el mercado único de la UE necesitan enviar paquetes pequeños a otro país europeo con la garantía de entrega el día siguiente, lo que requiere el acceso a servicios económicos y fiables ajustados a sus necesidades.

"Estos negocios se verían directamente perjudicados por la adquisición de TNT por parte de UPS porque reduciría drásticamente la posibilidad de elección entre proveedores y probablemente conduciría a aumentos en los precios", afirmó.