El Grupo Chrysler dijo hoy que su beneficio neto en 2012 fue de 1.700 millones de dólares, casi nueve veces más que en 2011, gracias a un espectacular aumento de las ventas de vehículos.

El grupo Chrysler (formado por las marcas Chrysler, Dodge, Jeep y Ram) aumentó sus ingresos un 20 % con respecto al mismo periodo de 2011 al conseguir 65.800 millones de dólares. La empresa también señaló que el beneficio operativo modificado se situó en 2.900 millones de dólares, un 47 % más que el año pasado.

El aumento de los ingresos fue fruto de un incremento del 20 % del envío de automóviles a los concesionarios de todo el mundo, que en 2012 alcanzó 2,4 millones de unidades.

El EBITDA modificado ascendió a 5.500 millones de dólares, un 15 % más que en 2011.

"Aunque estamos contentos de haber logrado unos resultados financieros sólidos en 2012, la iniciativa que estamos desarrollando no está terminada", dijo a través de un comunicado Sergio Marchionne, presidente y consejero delegado del Grupo Chrysler.

"Los objetivos que hemos establecido para el año en curso reflejan un deseo común de todos, desde la directiva hasta los trabajadores de planta, de tener éxito" añadió el ejecutivo que es también el máximo responsable de la italiana Fiat.

La empresa automovilística estadounidense dijo que en 2012 su efectivo también aumentó en 2.000 millones y ahora se sitúa en 11.600 millones de dólares.

El Grupo Chrysler señaló que en el último trimestre del año, el beneficio neto fue de 378 millones de dólares y los ingresos 17.200 millones de dólares, un 68 % más que hace un año.

Para 2013, el fabricante anticipa un aumento de las ventas de vehículos a entre 2,6 y 2,7 millones de unidades, unos ingresos netos de 72.000-75.000 millones de dólares y unos beneficios netos de 2.200 millones de dólares.