El Gobierno boliviano afirmó hoy que "rechaza totalmente" la denuncia de una supuesta violación de derechos humanos presentada en la corte penal de La Haya por la diputada opositora Norma Piérola contra el presidente Evo Morales.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, fijó esa posición en una rueda de prensa en la ciudad central de Cochabamba, en la que aseguró que Piérola no presentó una demanda formal en la Corte Penal Internacional (CPI) sino documentos que, a su juicio, no serán atendidos.

"Lo que ha hecho la diputada Norma Piérola es pasar por allá, entregar toda la documentación que ella considera que constituyen violaciones a los derechos humanos en Bolivia y eso es todo. Eso no significa una admisión de demanda, ni siquiera considerar que este tipo de petición pueda ser atendida", dijo Dávila.

Según la alta funcionaria, la diputada ha intentado antes presentar acusaciones similares contra Morales en otros organismos que "han ignorado totalmente, ni siquiera han rechazado" la denuncia "porque no va con un sustento legal, ni objetivo".

La CPI confirmó hoy la presentación el pasado 25 de enero de una denuncia contra Morales, en la que se le acusa de varios asesinatos, desapariciones y violaciones de los derechos humanos en el país en los últimos siete años.

La oficina del Fiscal en La Haya confirmó a Efe la interposición de esa denuncia, si bien aclaró que la introducción no implica su admisión a trámite, que se decidirá teniendo en cuenta lo establecido en el Estatuto de Roma.