El Gobierno de Brasil aumentó hoy el porcentaje obligatorio de etanol en la gasolina, que pasará del 20 al 25 por ciento para evitar que los precios del combustible fósil se disparen después del ajuste realizado para las refinerías por parte de la petrolera estatal Petrobras.

El ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, señaló que el aumento comenzará a ser aplicado a partir del 1 de mayo, después del acuerdo al que se llegó con los productores de etanol y del que también participó el titular de la cartera de Hacienda, Guido Mantega.

Los productores y el Gobierno tenían un preacuerdo para aumentar el porcentaje a partir de junio, pero después de la subida de la gasolina anunciada el martes por Petrobras, el Ministerio de Minas y Energía decidió anticipar la medida para reducir el impacto del alza en las refinerías, que fue del 6,6 por ciento.

Brasil, con la bonanza de la producción de etanol de caña de azúcar en la década pasada, llegó a tener una mezcla obligatoria del 25 por ciento, pero después, con la reducción de la oferta por cuestiones climáticas, bajó ese índice hasta el 18 por ciento y con mejores condiciones de producción lo elevó al actual 20 por ciento.

Según Lobao, los productores se comprometieron a elevar la producción de etanol de 22.000 millones del litros anuales para entre 26.000 millones y 27.000 millones.

"El Gobierno también va a estudiar la posibilidad de incentivar aún más el sector de etanol y fiscalizar rigurosamente, con la Agencia Nacional del Petróleo, el abuso de los precios de la gasolina, pues el mercado es libre, pero no debe exceder el limite de lo razonable", declaró Lobao a la estatal Agencia Brasil.