El gobierno peruano está interesado en adquirir la red de 200 estaciones de servicio de la española Repsol en Perú para mejorar la distribución de Gas Natural Vehicular (GNV) en el interior del país, declaró hoy el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino.

En entrevista con Radio Programas del Perú (RPP), Merino dijo que su despacho está a la espera de una respuesta de Repsol sobre la decisión de venta de sus activos porque "al Estado (peruano) le interesa el tema de los grifos".

En tal sentido, el ministro de Energía agregó que también se analiza si es posible realizar una asociación público privada para adquirir las estaciones de servicio y manejarlas a través de la empresa estatal Petroperú.

Repsol anunció recientemente que pondrá en venta la refinería peruana de La Pampilla, sus 200 grifos o estaciones de servicio en el país y la planta de gas licuado Solgas para recaudar 400 millones de dólares.

Merino dijo que la intención de intervenir en la distribución y venta del GNV en provincias responde a que existan las mismas condiciones de mercado que hay actualmente en Lima, donde un reajuste en los precios internacionales se aplica en el precio al consumidor.

"Lo que nos interesa a nosotros es que el usuario final se beneficie con la política que tenemos en el Estado con el tema de hidrocarburos", manifestó.