Varios obuses disparados desde Siria cayeron anoche en áreas fronterizas del norte del Líbano, informó hoy la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN), sin mencionar víctimas.

Tres proyectiles impactaron en las afueras de la localidad de Menjez, en la región de Akkar, blanco frecuente de los bombardeos desde el territorio sirio.

Otros tres proyectiles cayeron en el lado libanés del río Al Kabir, que hace de frontera entre ambos países, frente a la localidad de Al Dababiyeh.

Este tipo de incidentes, que en ocasiones han causado muertos y heridos, se han convertido en habituales desde que comenzó la revuelta contra el régimen de Bachar al Asad en marzo de 2011.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado en el último año, en el que ha habido secuestros y ataques de las fuerzas sirias al otro lado de la frontera.

También se han registrado enfrentamientos armados entre detractores y seguidores de Al Asad en Trípoli (norte), Beirut, Sidón (sur) y otras áreas libanesas.

El régimen de Damasco acusa a "grupos terroristas" de organizar desde el Líbano ataques contra sus tropas y de enviar armas a los insurgentes.