El candidato a los próximos comicios regionales por el Lacio por la lista Rivoluzione Civile Ganfranco Mascia presentó hoy una denuncia ante la Fiscalía de Roma contra el ex primer ministro Silvio Berlusconi por sus declaraciones sobre el dictador Benito Mussolini.

La denuncia de Mascia llega después de que Berlusconi dijera ayer a su llegada a la ceremonia celebrada en Milán en conmemoración de la Jornada de la Memoria de las víctimas del Holocausto, que la peor culpa de Mussolini fue la aprobación de las leyes raciales, por las que se persiguió principalmente a los judíos, aunque también "hizo cosas buenas".

Mascia pidió a los magistrados romanos que "realicen todas las comprobaciones necesarias" sobre las frases pronunciadas por Berlusconi con el fin de verificar la posibilidad de que existan elementos penalmente punibles, informaron los medios de comunicación italianos.

El candidato a las elecciones regionales del Lacio de los próximos 24 y 25 de febrero explicó que su decisión de presentar una denuncia "es una reacción a la enésima salida de tono de Berlusconi" y señaló que muchos ciudadanos de religión judía le han contactado en las últimas horas para expresarle su apoyo en esta iniciativa.

Además de subrayar que Mussolini hizo cosas buenas, Berlusconi opinó, con respecto al Holocausto, que "Italia no tuvo la misma responsabilidad que tiene Alemania, pues hubo una connivencia de la que al principio no se fue completamente consciente".

Y sobre la posición que mantuvo la dictadura fascista afirmó que "es difícil ponerse en el lugar de quien decidió entonces", y explicó que "por el temor a la potencia alemana se prefirió ser aliado de Hitler que oponerse".

Las palabras de Berlusconi desataron la polémica y la indignación en Italia.

El dictador italiano (1883-1945) aprobó las leyes raciales, una serie de medidas legislativas y administrativas por las que se discriminó y persiguió a los judíos, a los gitanos y a los homosexuales, y muchos de ellos acabaron deportados a los campos de exterminio nazis.