El Gobierno argentino anunció hoy que elevará el ingreso mínimo a partir del cual se aplica el impuesto al ingreso que pesa sobre los salarios de miles de trabajadores, luego de meses de reclamos en este sentido por parte de los gremios.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, informó hoy en un acto que el nivel mínimo sobre el cual se aplica el denominado "impuesto a las ganancias" será elevado en un 20 por ciento a partir de marzo próximo.

La medida, afirmó la mandataria, implicará para el Fisco un "sacrificio fiscal importante" de 8.000 millones de pesos (1.610 millones de dólares).

A partir del 1 de marzo, sólo tributarán el impuesto los trabajadores solteros con salarios mensuales a partir de 8.360 pesos (1.682 dólares) y los casados con hijos que cobren a partir de 11.563 pesos (2.326,5 dólares).

La modificación del nivel mínimo salarial a partir del cual se aplica este impuesto era desde hace meses eje de fuertes reclamos por parte de los sindicatos opositores al Gobierno y también un pedido de los gremios afines al Ejecutivo.

En el acto, Fernández anunció también un aumento del 15,18 por ciento en la jubilación mínima, que pasará a ser de 2.165 pesos (435,6 dólares) mensuales.

La mandataria aprovechó su discurso para pedir a empresarios y sindicatos "racionalidad" en las discusiones salariales que se llevan adelante por estos días.