El Banco de la República de Colombia (Emisor) redujo hoy en 25 puntos básicos la tasa de interés, con lo que quedó en 4,00 %, al tiempo que incrementó la compra de dólares informó la institución.

El gerente del Banco de la República (Emisor), José Darío Uribe, dijo a periodistas que tras la medida "la tasa base para la subasta de expansión a un día se sitúa en 4 %".

Uribe agregó que la medida se tomó teniendo en cuenta que en el contexto externo, el crecimiento económico promedio de los socios comerciales de Colombia en 2012 ha estado en línea con lo esperado.

Añadió que para este año, las medidas adoptadas por las autoridades europeas y las mejoras en las condiciones financieras han reducido la probabilidad de que se presente una fuerte recesión en la zona euro.

Y por Estados Unidos, "la última información sugiere que su economía podría crecer a un ritmo algo menor que lo estimado para 2012".

China, según informaciones del Banco de la República, mantiene un crecimiento de cerca del 8 %.

Así las cosas, "con todo ello, se espera que en el presente año la demanda externa siga débil y se expanda a una tasa similar a la de 2012.

El Banco también señala que "la economía colombiana crece por debajo de su potencial, la inflación observada y proyectada se sitúan por debajo de la meta del 3%, y no se vislumbran presiones alcistas sobre la misma en el futuro cercano".

Así las cosas, "en estas circunstancias, la evaluación del balance de riesgos indica la conveniencia de reducir la tasa de interés de intervención a 4 %".

El Banco de la República también dijo que continuará acumulando reservas internacionales para "mantener un saldo adecuado de las mismas en proporción con la profundización financiera del país y su creciente inserción en la economía global".

Por esta razón, la Junta Directiva extendió el programa de subastas diarias para la compra de divisas, con lo que acumulará unos 3.000 millones de dólares entre febrero y mayo de este año, con compras diarias no inferiores a 30 millones de dólares.

"Esto representa un incremento en las compras promedio mensuales de 500 millones (de dólares) en el programa anterior, a una cifra no inferior a 750 millones (de dólares) bajo este programa", explica el Banco en un comunicado.

La decisión toma en cuenta la reciente tendencia a la apreciación del peso en un entorno caracterizado por una postura expansiva de la política monetaria, un débil crecimiento de las exportaciones relativo al de las importaciones, y una perspectiva incierta de los términos de intercambio.