La Fiscalía de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) ordenó hoy detener a 94 ciudadanos y remitirlos a un tribunal tras ser acusados de cooperar con los Hermanos Musulmanes y otras organizaciones islamistas para derrocar al régimen emiratí.

En un comunicado difundido por internet, el fiscal general emiratí, Salem Said Kabish, explicó que los detenidos están acusados de "celebrar reuniones secretas en sus propiedades privadas y en otros lugares escondidos para planear el derrocamiento del régimen".

Entre las acciones de estos acusados, según Kabish, estaba la difusión de información "errónea" en medios de comunicación para supuestamente deformar la imagen de los EAU y poner a los ciudadanos emiratíes en contra de su gobierno.

Además, el fiscal general añadió que estos acusados cooperaron con los Hermanos Musulmanes y otras organizaciones extranjeras "para pedir ayuda financiera y poder realizar sus objetivos".

La presencia de Hermanos Musulmanes en Emiratos ha sido motivo de polémica después de que al menos once egipcios fueran detenidos recientemente y acusados de formar una célula ilegal de ese grupo islamista en este país del Golfo.

El pasado 26 de diciembre, las autoridades emiratíes informaron de que habían desarticulado una supuesta célula terrorista, integrada por ciudadanos de este país y saudíes, que pretendían perpetrar atentados en ambos países.

En los últimos meses, Emiratos ha informado del arresto de varios grupos extremistas, entre ellos uno en septiembre pasado compuesto por supuestos miembros de los Hermanos Musulmanes que habían establecido una también supuesta rama militar con el objetivo de llegar al poder.