Al menos 16 personas, entre ellos ocho menores y dos mujeres, murieron hoy en una ofensiva aérea lanzada por la aviación siria contra la localidad de Manbash, en la provincia septentrional de Alepo, informó el Observatorio sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La fuente no descartó que aumente el número de fallecidos, porque varios de los heridos sufrieron lesiones graves.

Uno portavoz de las fuerzas rebeldes, identificado como Abu Feras, explicó a Efe que los aviones gubernamentales bombardearon con barriles de explosivos la ciudad, que había salido del control del régimen hace cuatro meses.