La multinacional Procter & Gamble anunció hoy un importante aumento de su beneficio semestral, que alcanzó 6.871 millones de dólares hasta el pasado 31 de diciembre, un 46 % más que en el mismo período del año anterior, que atribuyó al aumento de su cuota de mercado y a la reducción de costes.

La compañía de productos para el consumo y la higiene personal registró unas ventas de 42.914 millones en el primer semestre de su año fiscal 2013, inferiores en un 1 % a las de julio-diciembre del ejercicio de 2012, según detalló en un comunicado.

Pero gran parte de la diferencia estuvo en un cargo de 1.554 millones que P&G aplicó en el año precedente y que no se reprodujo en el actual ejercicio.

Además, el fabricante de productos como Gillete, Oral-B, Dodot, Dash, Mr. Proper, Eukanuba, Swiffer y Duracell logró reducir los costes de producción en un 2 %, con lo que ahorró casi 430 millones de dólares durante los pasados seis meses.

La compañía obtuvo un beneficio semestral por acción de 2,46 dólares, frente a los 1,67 del mismo período del ejercicio precedente.

En el último trimestre, en el que más se fijan los inversores estadounidenses, el beneficio neto se disparó hasta los 4.060 millones de dólares frente a los 1.690 millones de octubre-diciembre de 2011.

El beneficio trimestral por acción fue de 1,46 dólares, muy por encima de los 0,59 dólares de un año antes y de los 1,11 que habían previsto los analistas financieros.

Los resultados del segundo trimestre "estuvieron al nivel superior de nuestras expectativas y muy por delante de las previsiones", recalcó el presidente y consejero delegado de la compañía, Bob McDonald, en un comunicado.

También destacó la mejora de la cuota de mercado a nivel mundial, que mantuvo o incrementó en cerca de la mitad de sus ventas trimestrales, así como los "muy buenos progresos" en productividad y reducción de costes.

La multinacional no detalló las cifras por regiones mundiales, pero un portavoz dijo a Efe que las ventas en Brasil se incrementaron un 20 % en el segundo trimestre fiscal (el cuarto de 2012) frente al período similar del ejercicio precedente.

Además, la compañía completó en octubre de 2012 el proceso de compra del 50 % de la empresa conjunta Arbora & Ausonia en España y Portugal, después de la decisión de su socio, el grupo español Agrolimen, de desprenderse de su parte, en una operación que se valoró en unos 1.000 millones de dólares.

La compañía mejoró sus perspectivas para el año fiscal 2013, que concluye el 30 de junio, en el que espera ganar entre 3,97 y 4,07 dólares por acción, frente a los 3,85 dólares que había previsto inicialmente, gracias entre otros aspectos a un aumento de las ventas de entre el 3 y el 4 %.

Además, P&G va a aumentar durante este año su programa de recompra de sus propias acciones hasta un arco de entre 5.000 y 6.000 millones de dólares, frente a los 4.000 a 6.000 previstos inicialmente.

Estos resultados fueron muy bien acogidos por los mercados, ya que las acciones de Procter & Gamble subían un 3,33 % una hora y media después del inicio de la sesión en la bolsa de Nueva York, donde figura como una de las treinta grandes empresas que integran el índice Dow Jones de Industriales.