El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, felicitó hoy a los diputados del Parlamento por haber aprobado, por segunda vez, la creación de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, conocidas como ciudades modelo.

La iniciativa fue aprobada el pasado miércoles por 110 de los 128 diputados del Parlamento, pese a la oposición de varios sectores y de que una ley similar, aprobada en enero de 2011, fue declarada inconstitucional en octubre de 2012 por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

"Quiero felicitarlos por las Zonas Económicas de Empleo y Desarrollo", expresó Lobo en un discurso ante el Parlamento con ocasión de la instalación del último período de sesiones del legislativo correspondiente al cuatrienio (2010-2014).

El gobernante reiteró que las denominadas ciudades modelo, a semejanza de Singapur y Hong Kong, son una oportunidad que garantizará la inversión en Honduras, país con 8,3 millones de habitantes de los que el 70 por ciento son pobres.

"¿Cuál es el miedo?", preguntó Lobo en alusión a los sectores que se oponen a la nueva iniciativa aprobada por el Parlamento porque consideran que atenta contra la soberanía nacional y que los políticos están "vendiendo el país en pedazos".

"La única forma de generar empleo es que haya inversión, el peor enemigo del empleo es la falta de inversión", recalcó Lobo.

El presidente también destacó los logros que, según él, ha tenido en sus tres años de gobierno, aunque resaltó que reconoce sus "desaciertos".

Lobo hizo un repaso sobre las acciones emprendidas por su administración en materia política, económica y social.

Además, recordó que cuando asumió el poder el 27 de enero de 2010, el país estaba aislado por la comunidad internacional desde el 29 de junio de 2009, por el golpe de Estado al entonces presidente, Manuel Zelaya.

Hoy también rindieron un informe sobre las ejecutorias durante 2012, el titular del Parlamento, Juan Hernández, y el de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Ribera.