Agentes antidisturbios de la policía de Baréin se enfrentaron hoy a manifestantes de la oposición en Manama cuando éstos intentaban marchar hacia la capital, según pudo constatar Efe.

Un número indeterminado de manifestantes fue detenido por la policía en los enfrentamientos, que también causaron heridos, en los que los agentes arrojaron gases lacrimógenos y bombas de sonido contra los jóvenes en la parte antigua de la capital.

Pese a que las fuerzas de seguridad intentaron bloquear las calles, decenas de personas consiguieron irrumpir en la zona, para protestar en el viejo zoco de la ciudad, cercano al lugar propuesto para la concentración.

Las autoridades habían declarado ilegal la concentración, convocada por los principales grupos de la oposición, que engloba a grupos islamistas chiíes, liberales e izquierdistas.

Por su parte, los opositores consideraron "injustificada" la prohibición de protestar dentro de la capital del país.

Estos nuevos choques llegan solo unas semanas antes del segundo aniversario del comienzo de las protestas reformistas que han agitado a esta pequeña monarquía del golfo Pérsico.

Esta semana, los partidos y movimientos de la oposición aceptaron "con cautelas" la nueva oferta del rey del país, Hamad bin Isa al Jalifa, de un diálogo nacional para cerrar la crisis.