Francia cerró el año 2012 con 4.627.600 personas inscritas en las oficinas de desempleo, lo que supone un incremento del 8,8 por ciento con respecto a 2011, informó hoy el Ministerio de Trabajo.

El desempleo se mantuvo relativamente estable en diciembre pasado, cuando el número total de parados se incrementó en 10.200 personas, un 0,2 % más que en el mes anterior, precisó el Ministerio en un comunicado.

Eso supone el vigésimo mes consecutivo de subida del desempleo en Francia.

Con respecto a los datos de diciembre de 2011, el número de parados se incrementó en casi 375.000 personas, según los datos de Trabajo.

Por sexos, el paro subió de forma más importante entre los hombres (9,8 % en 2012) que entre las mujeres (7,9 %).

En cuanto a las categorías de edad, el paro de los menores de 25 años subió un 9,2 %, el de los de entre 25 y 49 años un 6,7 % y entre los mayores de 49 años un 15,2 %.

El presidente francés, François Hollande, indicó en Lille que su Gobierno "moviliza todas las fuerzas" para tratar de detener el crecimiento del desempleo al tiempo que reiteró su intención de que la subida del paro se detenga a finales de este año.