La policía antidrogas de Panamá destruyó hoy en un vertedero de basura de esta capital más de cinco toneladas de drogas, en su mayoría cocaína, que fueron confiscadas en los dos últimos meses de 2012, informaron fuentes oficiales.

Los agentes antinarcóticos incineraron 4.912 kilos de cocaína, 145 kilos de marihuana y 5 de heroína, que fueron decomisados entre el 26 de noviembre y el 30 de diciembre del año pasado, se detalló en un comunicado.

Esta es la primera destrucción de estupefacientes realizada en 2013, en la que participaron, además de la policía, representantes del Ministerio Público (Fiscalía), la Universidad de Panamá, el Instituto de Medicina Legal y del Ministerio de Salud.

El año pasado se realizaron cinco quemas en las que se destruyeron más de 36 toneladas de drogas, entre ellas 34 de cocaína y más de una tonelada de marihuana, además de otras sustancias ilícitas.