Las fuerzas de seguridad de la república rusa de Chechenia han matado a 12 guerrilleros en las últimas veinticuatro horas, informó hoy el Ministerio del Interior de Rusia.

En el transcurso de una operación que empezó ayer en Vedenó, un pueblo situado en el sureste de Chechenia, también murieron dos importantes comandantes de una agrupación paramilitar los hermanos Muslim y Jusein Gakáyev, precisó el líder de la república caucasiana, Ramzán Kadírov, citado por agencias rusas.

Con la muerte de los Gakáyev, quienes supuestamente estaban detrás de una serie de crímenes graves como atentados, "se asestó un golpe muy fuerte" a los terroristas que quedan en Chechenia, aseguró el líder de la otrora república separatista.

Se informa de que Muslim y Jusein eran los últimos de los seis hermanos Gakáyev, cuatro de los cuales murieron en las dos guerras por la independencia de Chechenia.

Ambos eran estrechos colaboradores del principal comandante de la guerrilla y el "terrorista número uno de Rusia", Shamil Basáyev, muerto en 2006 en una acción del Servicio Federal de Seguridad ruso.

Además, dos policías murieron hoy y otros siete efectivos de las fuerzas de seguridad rusas resultaron heridos en dos emboscadas también en Vedenó.