El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunció hoy la muerte la pasada madrugada de seis miembros de la misma familia, entre ellos tres niños, de siete, nueve y once años, en un pueblo en el norte de Siria.

La organización señaló que los padres y sus tres hijos fallecieron por bombardeos con cohetes contra la aldea de Abu Taltal en la provincia septentrional de Alepo.

Varios proyectiles impactaron, además, contra el pueblo de Hareitan, en la misma provincia, así como en los barrios de Aqiul y Maryal en la ciudad de Alepo, la capital económica del país, agregó el Observatorio.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias al trabajo de los periodistas.

Al menos 60.000 personas han perdido la vida en el conflicto sirio desde marzo de 2011 hasta noviembre de 2012, de acuerdo con los últimos datos de la ONU.