Al menos un bombero con quemaduras de primer grado, otros 17 de sus compañeros afectados por el humo y 84 personas damnificadas es el saldo preliminar de un incendio que destruyó hoy seis caserones de madera cerca del Casco Antiguo en la capital panameña, informaron el Cuerpo de Bomberos y vecinos.

El director del Cuerpo de Bomberos de Panamá, Pablo Tuñón, dijo a los periodistas que se investiga la causa del fuego que, según versiones de medios locales y vecinos, apunta a que supuestamente unos infantes jugaban con fósforos.

Mientras el jefe de los bomberos indicó que no hay una cifra oficial de damnificados, testigos afirmaron que 84 personas que vivían en las casas siniestradas pueden haber sido afectadas.

Los medios locales informaron de que un bombero sufrió quemaduras de primer grado tras caerle encima una lámina de zinc, y otros 17 fueron afectados por inhalar humo.

Algunos autos y negocios comerciales cercanos al fuego también resultaron con afectaciones, según los testimonios.

Tres calles que dan acceso al lugar del incendio fueron cerradas para permitir el trabajo de los bomberos y de las ambulancias.

Personal del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial de Panamá se presentó al sitio del siniestro y anunció que a las personas que hayan perdido su hogar se les dará hospedaje.